viernes 20 de marzo de 2009

Notas acerca del mito de la prensa "independiente"

Salvo contadas excepciones,los diarios y programas periodísticos en la televisión y la radio se proclaman independientes, erigiéndose en pretendidos portavoces de la "gente", eufemismo culposo detrás del cual se agrupan el denostada, temida, a menudo avergonzante, muchas veces manoseada idea de "pueblo". Los medios esconden detrás de su supuesta independencia, los intereses legítimos que defienden. En primer lugar los de sus propietarios. De este modo, desde una posición de fingida objetividad la prensa y la radio-televisión van construyendo una visión fragmentada y determinada de la realidad (por ejemplo, el diario Clarín desde hace al menos 12 años se ocupa con insistencia en subrayar la inseguridad publicando día tras otro algún crimen en su primera página, sin detenerse a analizar, por ejemplo, los índices de criminalidad - más bajos en Buenos Aires que en gran parte de las urbes del mundo de tamaño equivalente)
Hace muchos años, cuando estudiaba periodismo en Barcelona, tuve una excelente profesora, Amparo Moreno, que me enseñó la importancia que tiene analizar en las noticias quienes son sus protagonistas y que rol ocupan en ella. De este modo, podemos ver como los medios contribuyen a crear y afianzar los arquetipos que terminan por fijarse en el imaginario colectivo (En la Argentina el caso de los "pibes chorros" es un buen y triste ejemplo)
Afortunadamente las tecnologías digitales están permitiendo la aparición de formas alternativas de periodismo que poco a poco le están quitando el monopolio de la palabra y de la imagen a los grandes grupos de medios.

Para ampliar:
La crisis y los medios, en Página 12, 28/01/2009
Entrevista a Enrique Bustamante, catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad Complutense de Madrid. Página 12, 29 de Diciembre de 2008.
¿Tolerancia 0?, en Página 12, 19 de marzo de 2009 "Si la inseguridad se combatiera con el estilo Dubai, muchos famosos –como Susana– reconocerían que los delitos no son un problema (sólo) de otros".
Enemigos de la era demócrata. Por Julián Gorodischer en Página 12, 8 de febrero de 2009

Etiquetas: , ,

1 Comentarios

Anonymous Anónimo dijo...

Adhiero absolutamente a la necesidad de una lectura crítica de los medios y de la mirada que se busca despertar a través de ellos, pero a la vez estimo que no disponemos de una cultura del reporte y por ende me pregunto si es posible confiar en los números que se nos presentan...

Si bien como haces referencia Diego contamos con (...)" los índices de criminalidad - más bajos en Buenos Aires que en gran parte de las urbes del mundo de tamaño equivalente"(...), cifras que desconocía...

...¿Representa esta información un elemento suficiente para aceptarlo sin más? ¿Sería esto mismo equivalente a naturalizar la existencia y la arremetida del dengue porque hay muchas ciudades de LAmérica que también lo padecen?

Sin dejar de comprender el significado y la justificación de la importancia de una lectura cuidadosa de lo que los medios intentan decirnos, y menos aún de que este breve comentario parezca ser una adulación de los medios, por momentos siento que lo que en ellos se expresa funciona como la alarma del despertador (celular, etc) o el berrinche de un niño, que intencionalmente y de forma algo ruidosa o hasta escandalosa intenta "abrirnos los ojos" en el primer caso, o que nos pongamos en funcionamiento en el último de ellos cumpliendo un mandato, un pedido.

¿Estarán los medios ocupando espacios que no les habían sido destinados pero que al estar vacíos los adoptan como propios, o exhiben una fuerza y un poder tal que estarían allí de todos modos?

Gracias,
Laura

10 de abril de 2009 10:36  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta nota

Crear un enlace

<< Volver a la página inicial