martes 7 de julio de 2009

La trampa del exhibicionismo

Cada vez es más habitual encontrar en Internet personas que sin pudor alguno exponen su intimidad a la mirada de conocidos y desconocidos. Pareciera que estar en la pantalla sirve de validación de nuestras acciones, de nuestra presencia en el mundo. Imagen a imagen, palabra a palabra, idea a idea exponemos todo nuestro ser a la mirada y al entendimiento de todos, dejando de lado, aparentemente, nuestros temores. Nada mejor para el vigilante que el vigilado se muestre en todos sus actos, que exponga todas sus ideas.
Una sociedad que oscila entre el miedo al otro cercano y la desaprehensión ante ojo vigilante de todos los poderes.
La irrefrenable pulsión al exhibicionismo lleva a mostrar y a ver imágenes en la web de situaciones banales de la vida cotidiana de personas desconocidas. Unos y otros quedan expuestos en el gran panóptico digital que construye la red de computadoras de distintos tamaños y capacidades, cables y satélites que atraviesa cielo, tierra y mar.

Artículos vinculados
"Devorados por YouTube" por CARMEN PÉREZ-LANZAC - 17/05/2009 en diario "El País".
"Raging Against the Machine" por Theodore Roszak (2004) . Un artículo sobre el avance del "Hermano Mayor" orwelliano.
"Llega la Web 3.0: La Internet que viene cambiará aún más la vida de la gente" en Clarín 17 de Mayo 2009

Etiquetas: ,

jueves 2 de julio de 2009

Mickey Mouse: emblema del sinsentido

Hace muchos años, cuando era chico y me encantaban las películas de Disney. el ratón Mickey era solamente un personaje de dibujos animados y de revistas de historietas y allá en Disneylandia también era un personaje de parque de diversiones. En esos tiempos, claro está nadie o casi nadie cuestionaba al señor Walt Disney. Un día Disney murió, yo tendría doce o trece años, no estoy seguro. Recuerdo que contaron que lo congelaron con la idea de que algún día podría revivir. Entonces no entendí como eso sería posible, hoy sigo sin entenderlo. Años después, a comienzos de la década de 1970, se publicó un libro que hizo mucho ruido en la época en la que acusaba al Pato Donald, primo hermano de Mickey, de ser agente del imperialismo cultural de los Estados Unidos y no paso mucho en que el propio Walt Disney fue acusado de ser agente nazi durante la segunda guerra mundial. En ese tiempo, Mickey había salido de las pantallas de cines y televisores y de las páginas de las revistas y estaba impreso en todo tipo de objetos de uso cotidiano y era también muñecos y juguetes de todo tipo y tamaño.
El tiempo pasó y hubo quienes comenzaron a cuestionar que Walt Disney fuera realmente el creador de Mickey, quien en 2008 cumplió ochenta años . Lo que está en discusión no es una cuestión de reconocimiento tardío de una autoría artística, sino de dinero y de libertad.
Las alternativas en juego son
1- Mickey ha pasado al bien común.
2- Los derechos de copia (copyright) de Mickey siguen siendo propiedad exclusiva de los herederos de Disney

La verdadera pregunta es: ¿Qué sentido tiene que los derechos de reproducción de los bienes culturales se prolonguen más allá de la muerte de su autor (actualmente setenta años)?

NOTA: Piratas no son quienes comparten obras culturales sino criminales armados que atacan barcos y sus tripulaciones en el mar, por ejemplo en las costas de Somalía

Artículos para ampliar
"Rechazada por sorpresa la ley francesa antipiratería que preveía cortes en Internet" . El País, 9 de abril de 2009.
"Basta de piratas en Internet", dice el realizador de "Subway", "Taxi" y "Wasabi" en Eñe de Clarín, 24 de febrero de 2009
Un profesor argentino acusado criminalmente por promover el acceso al conocimiento en Rebelión, 3 de abril de 2009.
La hora de cuestionar el brindis por Patricio Lorente- en Página 12, 26 de abril de 2009
“El conocimiento no es una mercancía” en Página 12, 26 de abril de 2009

Etiquetas: , , ,

Teatro y poder: entre el temor, el deseo y la "gripe"

Tengo la sensación creciente de que todo es una representación para los medios. Cada gesto, cada palabra, cada reacción y cada acción de políticos, funcionarios, jugadores de futbol y hombres y mujeres de la calle está concebida para ser mirada y valorada a través de una pantalla universal y ubicua (no es casual el título repetido en dos libros míos escritos con una diferencia de diez años entre uno y el otro) . No sé si siempre fue así, pues el presente tiene la particularidad de inmiscuirse en nuestros recuerdos con sus modalidades y formas.
Quizás sea por esta tendencia a la representación que el teatro y el cine y quienes los hacen posibles (actores, directores, escritores, etc) ocupan tanto la atención de los poderes, interesados en ganar sus adhesiones y de acallarlos cuando no se muestran favorables
Ayer, volví a ver "La vida de los otros" una película alemana ganadora de varios premios que habla entre muchas cosas de la intrincada relación entre la irracionalidad, la represión, el control social, el deseo y el teatro. Mientras la veía sentí el dolor que todavía me produce la traición del sistema soviético a la ilusión que alguna vez existió de que es posible construir un mundo más justo, más libre, más igualitario. Y me acordé tanbién de una película que vi hace muchos años. El título de esa película es Mephisto y trata de la exitosa carrera de un actor durante el nazismo.
Teatro, poder, representación y pantallas.
¿La gripe es una puesta en escena para generar psicosis social?
¿Por qué no puedo creerles? ¿Será porque nos mintieron y nos mienten tanto que no puedo creerles más? ¿Será porque son muy malos actores? o sencillamente ¿Será porque soy escéptico por naturaleza y no lo sé? No, no soy escéptico, tampoco ingenuo.
¿Los medios generan la representación o solamente la muestran?
¿Porqué nos cuesta tanto aceptar que las cámaras de televisión sirven para mentir?

Etiquetas: ,